viernes, 15 de octubre de 2010

Están vivos!

Quería escribirles lo que sentí cuando iban rescatando uno a uno a los 33 mineros, pero la verdad es que es muy difícil describirlo. Creo que ellos nos han dado una lección a toda la humanidad, con tanto reality y realidades irreales que construye la TV, ellos nos demuestran que en circunstancias extremas aflora lo "mejor" del ser humano y nos enseñan que no hacen falta doctorados, magister y demases, para ser sabios, que la inteligencia interpersonal es la mejor de todas.
Le dicen estos 33 mineros al mundo, que no somos seres de "soledad" que necesitamos de los otros para vivir, que no somos seres movidos por la ambición, sino por el amor. Ninguno quería ser el primero, todos querían que sus compañeros subieran a la superficie antes, finalmente el último fue quien se encontraba como "jefe de turno" cuando aconteció la tragedia.

Han sido días veloces y emocionantes hasta las lágrimas, ojalá no pasen veloces por nuestra memoria y sólo sean un recuerdo. Ojalá las cosas cambien, este ha sido un gran llamado de alerta a esta humanidad ¿Dónde tenemos fijados nuestros ojos?
Hemos equivocado el rumbo tantas veces, tantos miles de años, creo que ya es tiempo que demos un nuevo rumbo, que viajemos siguiendo la ruta del amor, más abrazos, más besos, másCursiva sonrisas, más buenos deseos y en definitiva MAS HUMANIDAD...MAS DIVINIDAD.

Gracias a todos y todas las que me escribieron y dieron su energía para que los mineros fueran rescatados y resistieran. Estoy convencida que nada es coincidencia, que estamos conectados, que lo que piensas, lo que deseas me llega y que en la distancia podemos ayudarnos.
Un abrazo enorme...hoy estoy feliz!

6 comentarios:

Alhami dijo...

.

...hola Paolav, con gran gusto me uno a lo que nos comentas en este hermoso post, tu escrito es fabuloso, porque en el destacas lo toral, que hay un mensaje en este evento que ha conmovido al mundo entero... 33 es un número cabalístico que estuvo unido al desarrollo de los acontecimientos, 33 es la edad a la cual fue sacrificado Yahsúhah el mesías, más conocido en nuestra lengua como Jesús “el Cristo” el salvador del mundo... como tú bien dejas entrever esta es una revelación del amor y del poder de Dios, la tragedia fue provocada por el egoísmo del hombre, del hombre poderoso, del explotador que por ganarse unos billetes más incurre en dolo, son negligentes en sus responsabilidades, desdeñando el valor de la vida humana, nada más porque esta vida es de hombres humildes... mas la salvación y el rescate de estos hombres fue proveído por el Altísimo, a través de la fe, de la inteligencia, valor, solidaridad, determinación, en unidad al principio del amor al prójimo... La providencia divina fue clara, a ruego de millares de millares de personas que elevaron plegarias para obtener ese favor celestial en las labores de rescate, se manifestó el prodigio. Y se produjo el milagro, 33 hombres volvieron a la vida y hoy les espera una nueva vida, que quizás también signifique una nueva vida para muchos más. Demos gracias al Señor y bendigamos su nombre santo... la fe de todos se ha fortalecido y una puerta de esperanza se abre para toda la humanidad... ¡¡Qué viva Chile, su gente y los hombres que con su sacrificio hicieron posible que este mensaje de YHVH fuera entregado al mundo entero... Gracias amiga querida, por compartirnos esta experiencia real, humana y espiritual a través de tu visión y tu elocuente palabra

Un gran abrazo de luz para vos y muchas bendiciones

esteban lob dijo...

Buenos días Paola:

Preguntas qué me dejas...qué te llevas.

Te dejo mi saludo y abrazo por representar tan claramente el sentimiento de todos en este post (también en el notable escrito anterior cuando hablas de tu infortunada amiga).

Me llevo la satisfacción de leer frases que me interpretan en plenitud y que demuestran como detrás de esas reflexiones hay un gran ser humano.

Cariños.

-Pato- dijo...

Me alegra tu felicidad, he pensado en vos estos días, en cómo estarías viviendo este momento de emoción y júbilo para todos.

La verdad aquí lo vivimos muy de cerca, cortando clavos hasta que salió el último de los hombres, todos estuvimos juntos, desde los que saben rezar, hasta los que sólo desean profundamente el bien al otro y ya ves, ha sucedido el milagro de la vida.

Un abrazo y disfruta de esta felicidad que has tenido un año muy duro, lo merecés!

paolav dijo...

Alhami: soy cristiana y agradezco profundamente a Dios porque así son los milagros, suceden cuando todo parecía imposible, solo la fe solo la fe...

Esteban: gracias por tus palabras me elogias viniendo de alguien que sabe lo que es escribir. Nos encontramos en estos sentimientos porque somos de la misma raza, la raza humana y es bueno recordarlo a veces. Un fuerte abrazo.

Patito: Sabía que estabas conectada, que Chile y argentina no son sólo esas naciones rivales por chovinismos absurdos, sino que quienes habitamos estos países padecemos las mismas cosas, soñamos lo mismo para nuestros hijos, le doy gracias a todos los que estuvieron apoyando, porque valió la pena, valió la pena.

Gracias y como quisiera poder abrazarles y tomarme una copa con ustedes y decir ¡salud! Salud al alma que es lo que nos hace falta.

Adolfo Payés dijo...

Que puedo decirte, si nos iluminas con tus escritos.. Un beso amiga..


Derramo la ternura ante tus letras..
Leerte siempre es grato. acaricia el alma con tu espacio.

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que disfrutes del fin de semana..

medianoche dijo...

De verdad fue muy emocionante, Dios los cuido, los protegió, así con su fe ellos pudieron salvar sus vidas.

Besos