domingo, 19 de octubre de 2008

Bástame solo...

Bástame el resplandor
que produces
cuando te ríes
y la brisa que corre
despacio por mi espalda
cuando tu abrazo
me abraza
cuando tu rostro
se acerca
y acercándose me hueles
y me tomas
y me tienes.

Bástame los pasos
que te acercan
para verme
los llamados
los señuelos
que creamos
por distancias
y los sitios
que se graban
en la retina
del alma
sobresaltando
en mi pecho
cuando recuerdo
tu espalda.

Bástame tu espalda
para pasar mi mano
y no llegar
a cubrirte
y el gesto
ese que hiciste
cuando me viste
y te vi
y los besos
que robaste
y todo
lo que penetraste


Bástame eso
para esperarte



3 comentarios:

Víctor Hugo dijo...

uf! ... allá voy! jejejejeje

un abrazo
VH

Marcela dijo...

Válgame DIOSSSS!!!!! Tú escribiste esto?????...... es precioso, me dejaste pa dentro.....

Un abrazo

Angela Teresa Grigera dijo...

Precioso el poema, y basta veces una sonrisa, una caricia, una mirada para poseer el mundo, y para perderlo todo tan solo basta la partida final, hoy hace un año de la partida de quien me hisira feliz, y leer tu poema me recordó que para nosotros bastaba sabernos cerca, y sentir lo mucho que nos amammos, hoy voy a dejar algo en su blog, te invito a que pases, y gracias por tus rosas, las rosas rojas para mi son sus manos en mil caricias, son su corazón abierto al amor que me tenía, son parte de momentos muy felices.

Beso

ann

www.enmeoriadetuamor.blogspor