domingo, 14 de febrero de 2010

El regalo

Te di un regalo, pero no era de San Valentín...Te cuento:
Caminaba por las calles y comencé a sentir el llamado, si, tal como lo oyes ¡un llamado! Me detuve fuera de la librería, miré los títulos en la vitrina, de historia, de sicología, biografías, filosofía, pero no me decían nada...ingresé.
Revisé los autores de novelas, los títulos sugerentes, pero no era ninguno de ellos y la voz seguía hablándome, entonces me acerqué a una pequeña mesa, que contenía una cajita con pequeñas versiones de libros, de esas ediciones de bolsillo, la voz entonces se hacía más fuerte en mi corazón y este como si se mandara solo, le dijo a mis manos
- ¡ahí está!, busca! -
Uno a uno les fui leyendo, títulos y autores, de pronto ¡un salto! - ¡ese es! - dijo.
Y lo vi, allí estaba...rojo, pequeño, tan frágil, pero persistente Konstaninos Kavafis poemas...lo tomé entre mis manos y le dije al atarantado corazón - si está aquel poema, lo llevo - Estaba.
Esto te puede parecer una locura, pero fue así y te lo digo, yo no hago regalos de San Valentín, ni siquiera recordé que se acercaba el día, sólo que ese regalo era para ti.

Nada me asegura que estarás mañana,
nada tenemos en particular que nos ate,
no hay fechas, ni sobrenombres
y el viento atraviesa nuestros lugares lejanos...
pero aquí estamos, coincidiendo a veces
la misma calle y en la esquina de otra pena sin contar
Nada me dice que llamarás mañana
pero hoy me amaste y se detuvo la eternidad
P.V



23 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me quedo con la eternidad de tus versos... excelente..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Feliz día...

incal dijo...

La poesía tiene maneras insolitas de llamarnos solo hay que tener el corazon receptivo a su llamado.

Hermosisimo poema.

Un abrazo.Luis

Alhami dijo...

.


...¡pucha!!... detener la eternidad no es cualquier cosa, es acumular una fuerza gravitatoria tan poderosa y bestial(algo así, como comprimir el jugo vital de una galaxia en el cuenco de un corazón victorioso) que aplane la curvatura del espacio-tiempo... y pasado, presente y futuro dejen de existir para ser un ilimitado estar y ser en el amor...

poemas de de Konstantino Kavafis, uuufff (genial) pienso que, un regalo es una ofrenda... es ejercer el oficio de dar amor, amistad, fraternidad... sin contar cuanto se da, sin contar con recibir... ofrendar se es dar un inmenso y bello presente en un instante que va mas allá de la eternidad

Saludos guapísima y no te quepa la menor duda de ke tu regalo vale un universo con o sin Valentín

Fuerte el abrazo

.

RMC dijo...

Excelente texto un placer leerte.
feliz san Valentin,
un abrazo.

El Museo de la Luna dijo...

La invitamos cordialmente al Museo de la Luna, amiga Paola. Ahora más cordialmente que nunca, ya va a ver usted por qué se lo decimos...

Hemos visto que como buena acuariana (Lewis Carroll era del signo) le gusta Alicia en el País de las Maravillas... De modo que... Bueno, se va a sentir como en casa. O no tanto, depende. La que preside el Museo es un tanto... peculiar...

UN BESO!

Jayja para tí... dijo...

imagino que lo eterno es más fuerte que el amor de un día...un abrazo amiga que hayas tenido un hermoso día

irene dijo...

Hay impulsos irresistibles, este tuyo te llevó a encontrar algo que era especialmente para esa persona.
Estos regalos son verdaderas joyas, sin importar el día en que se hacen.
Un relato muy bello.
Precioso poema, no conocía a este autor.
Besos, Paolav.

Víctor Hugo dijo...

Como el poema ese Itaca.... regreso a leerte ora vez después de haber navegado por estos días de realidad no virtual... y el regreso se agradece

saludos ;)

VH

-Pato- dijo...

La poesía tiene esa forma de llamar, hay que estar atenta nada mas y suceden esas cosas que vos contás...

Besos.

beker dijo...

Los sentimientos que nos acompañan cada día, que tienen tanta fuerza como el imán que nos atrapa hasta la eternidad... excelente. Un saludo

Alhami dijo...

.


...paso de nuevo amiga, sabes, Pao? me encanta la forma como hilvanas la historia y le das giros al texto para conducirnos al punto exacto donde tú quieres.... el punto cumbre, donde se detiene la eternidad

Besitos y sigue transmitiéndonos esa energía vital que mueve el corazón

Fuerte el abrazo

.

medianoche dijo...

Qué bonito, que letras maravillosas, que bien definido el amor, el momento y el tiempo, disculpa mi tardanza recién llego de mis vacaciones.

Besos

El Drac dijo...

Qué rica manera de expresarte, para mantener viva la atención en tdo tu texto; qué suerte haberte encontrado pero no dijiste si el bello poema que nos dedicaste es de Kavafi o de tu autoría, está lleno de brisas de esperanzas. Muy reconfortante y agradable. Un gran abrazo.

paolav dijo...

El poema de la entrada ¡es mío! lo hizo cuando creaba la entrada...porque tengo esa manía de decirlo todo en verso, como una musicalización de mis sentimientos.

Besos a todos

GOGO dijo...

un amravilla l otuyooo..!!

lujito el llerteee..!!

mi cariñoo en estrenooo...!!

Terapia de Choque dijo...

Me encanta el poema :D

Ŧirєηzє dijo...

Ohh..
la ultima parte me hizo llorar...
es hermosamente triste....
pero hermoso al fin y al cabo....

un abrazo Pao

Alma Mateos Taborda dijo...

Una estupenda entrada para un día tan especial.Con ternura, sensibilidad y talento. Felicitaciones! Un abrazo

Bolero dijo...

joderrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr
no te digo na mas, pq me has dejado sin palabras, me lo quedo to pa mi, en serio me lo prestas?¿?¿

MUakkkkkkkkkkk

don vito dijo...

hola,me gusta lo que escribes, te encontré en un blogg común,si te gusta la poesia te invito al mio,es
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias,besos

Jayja para tí... dijo...

Sabes, pienso, se detuvo la eternidad...vaya...y quedará imagino el tiempo para lo eterno...no más cuando vuelva a andar...el fin imagino no llegará, y entonces la palabra eterno, cobrará toda la inmensidad y el valor de ese encuentro donde amarte fue el sentido de encontrarte, me quedo con el eterno, paralizado en ese instante...

paolav dijo...

He estado unos días sin conectarme, pero estoy muy feliz de encontrarme con sus comentarios.

Besos para todos...y por supuesto que sí Bolero ¡claro que te lo presto! jejeje.

Angela Teresa Grigera dijo...

Nada me dice que llamarás mañana
pero hoy me amaste y se detuvo la eternidad

Me quedo con estos versos, por obias razones, tu las conoces, un 30 de octubre en mi vida se detuvo la eternidad.

Un beso querida

Angela