sábado, 12 de diciembre de 2009

La buena gente

Quizás tengan razón y amar es doler
pero quién diablos quiere regresar
si lo que cuenta es aprender
que no está perdido aquello que no fue
Isamel Serrano

El fin de año en mi trabajo siempre es difícil, las cosas se tornan dolorosas debido a la situación económica y yo estoy en un cargo difícil, pues soy presidenta de un sindicato y trato que sea el menor número de personas (ojalá ninguno) las que tengan que irse. Por mucho que tratemos que el proceso sea llevadero, se torna inmensamente doloroso, ver como las personas se quiebran y reciben la noticia, pues detrás de cada persona hay una familia, años de trabajo y sueños.

Esto puede parecer raro, pero donde yo trabajo uno se quiere con la gente y se hacen lazos para toda la vida, se crían nuestros hijos, se comparten las muertes de los padres, hermanos y amigos, no es cualquier trabajo y uno no quiere irse .

Ayer fue un día de mierda y lloré muchísimo, porque yo soy de esa gente que vive de hacer lazos con todos, con los auxiliares de aseo, con las secretarias, con los profesores, las asistentes, los administrativos, los coordinadores, etc. Con todos ellos he compartido una mesa, celebrando un cumpleaños, una conversación de pasillo comentando cómo está el clima y cómo están sus familias, cada día detengo mi paso para darles un beso y un abrazo, echar un chiste y reírme de sus bromas, una tarde de paseo, una misa, un buen y un mal día...sé cuando han estado enfermos o cuando uno de sus familiares pasa un momento de dolor. Creo que en este mundo indolente y rápido vale la pena detenerse ¿para que correr? Vale la pena mirar de frente y no hacia el suelo, sonreír, disfrutar en las penurias...todos son mis iguales y todos son mis colegas, todos queremos ser escuchados, entonces ¿por qué no escuchar unos minutos?

He disfrutado ser parte de la organización de eventos de calidad, he disfrutado el pensar un colegio y ¿qué es educar? ... he sufrido el tener que decir "adiós".

A pesar de todo, puedo decir que siento que:

La buena gente se reconoce cuando nos tocan momentos difíciles que pasar,
sientes que te toman del brazo para que tus pies no resbalen y sigas hablando,
cuando un amigo coloca su mano en la espalda y te calma en la desesperación,
cuando no están de acuerdo contigo y te lo dicen cara a cara,
porque discuten contra tus ideas, no contra ti.
La buena gente se queda esperándote para que no te vayas solo,
te lleva a comer y te acompaña en la pena del desarraigo,
te busca y te sigue por si necesitas algo... toma el teléfono,
maravilloso invento, para decirte estoy rezando por ti.




14 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Los brazos solidarios son los mas hermosos que hay en la vida.. y comprendo tu pena de echar del trabajo a tanta gente con calidad humana.. lo siento..

Te dejo mi abrazo solidario compañera.. Un beso..


Un placer pasar por tu espacio..

Un abrazo
Saludos fraternos.

Que tengas un feliz fin de semana..

Adolfo Payés dijo...

No sabía que te había tocado una semana difícil.
Espero de corazón que todo este mejor.. se que es duro decirlo, en esas situaciones, pero es lo que deseo..

Un abrazo
Saludos fraternos.

Que tengas un feliz fin de semana..

incal dijo...

Gracias por expresar tu humanidad,que no es casualidad que rime con solidaridad.

Un abrazo Montevideano.Luis

Camila dijo...

Gracias a Dios que aún hay buena gente como usted, profe. Sin duda.

paolav dijo...

Adolfo: como te dije, tus palabras son muy importantes para mi este fin de semana que se ha tornado tan largo y gris a ratos. Solamente me ha distraído de la pena las elecciones presidenciales y lo peor es que este país se ha aburguesado y el pueblo perdió la esperanza.

Luis: recibo tu abrazo desde Montevideo, hacen falta todos los abrazos del mundo.

Camila: mi querida Camila, fuiste una maravillosa sorpresa la tarde de la revista final, ojalá nos encontremos pronto.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Cierto...
hay días duros
pero detràs de ellos
y de todo
està la mano de Aquel
que nunca se equivoca...

paz&amor

Isaac

paolav dijo...

Isaac: yo creo en eso!

abrazos

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Solo te puedo decir, ¡¡ADELANTE!!

Saludos de J.M. Ojda.
P.D. Me gusto lo que pude leer en tu blog. Gracias por pasar por el mio.

-Pato- dijo...

La buena gente es así como vos decís.

Espero hoy estés mejor, besos.

 kotto dijo...

mientras te leía pensaba "quedan muy pocos trabajos así" hoy son todos tan fríos, tan helados

... me imagino lo dificil que es decirle adios a alguien con el que formaste algo llamado "cariño"

sabes me gustaría trabajar ahí... eso si no me despidas eeehh jejejejeje

un beso nena

medianoche dijo...

Claro que es así, cuando somos solidarios obtenemos un caudal de cariño, de ternura el compañerismo es un tesoro incalculable, que linda gente sos amiga, me gusta como piensas y como es tu forma de actuar muy hermoso tu sentir.

Besitos

Alma Mateos Taborda dijo...

Me llevo conmovedoras lecciones de amor al prójimo y te dejo mi admiración y respeto. Felicitaciones por todo. Un abrazo.

fgiucich dijo...

La vida es un largo camino lleno de piedras traicioneras que lastiman a cada paso. Tu tarea es maravillosa: es el bálsamo necesario en estos momentos. Abrazos.

Ŧirє dijo...

la buena gente tambien se conoce cuando escribe estas cosas de las personas que la rodean...
la generosidad y el sentimeinto que desprende este psot delata tu calidad humana...
un abrazo enorme desde el sur...
feliz navidad....¡¡¡¡