domingo, 6 de septiembre de 2009

Desaprender a amar 1

Ahora que, todos los cuentos,
parecen el cuento
de nunca empezar.
JOAQUIN SABINA
Me encontré con una amiga muy querida que no veía hace tiempo, conversamos trivialidades y en el ¿cómo está? apareció la historia de su hija, una doctora que acaba de terminar su especialidad, trabaja en Santiago, muy bien...dentro de lo que se puede estar ¿por qué? - porque se "separó" y ha sido difícil, por eso se fue a Santiago - me dijo.

Mientras me hablaba recordaba, recordaba las fotos de su matrimonio, una fiesta bellísima ¡tanta ilusión! y de esas parejas que se conocen por muchos años, que siguen todos los pasos previos en forma sincronizada.

Un silencio se producía entre las dos, ella esperaba que le dijera algo alentador y me dijo:
-¿y tú cómo estás?-
- Bien, estoy muy bien...se puede salir adelante ¡se puede!- atiné.
Un suspiro salió de mi amiga, porque para ella la situación de su hija la sentía como propia, entonces continué y le dije algo que no había verbalizado muchas veces:

- Dicen que perder un hijo es el dolor más grande que uno puede sentir, pero le sigue a ese dolor una separación, no sólo por perder un amor, sino porque también se muere algo...se muere un sueño y todos los sueños que le antecedían y subseguían. Te dicen que pasará, te dan la razón tus amigas, te consuelan tus familiares, te buscan pareja, pero nadie te trata como si estuvieras de duelo.

Cuando se te muere un sueño que forjaste con tanto esmero, el proyecto que planeaste para tooooooda la vida, con hijos incluidos, entonces recuperarte cuesta mucho, pero creo que la única forma de salir es ¡decidirlo! Pero una se acostumbra a sufrir, si, aunque parezca masoquista, una se acostumbra a ese "estado", el de ser víctima de la vida ¿por qué a mi? ¿qué hice mal? Culpa al otro y termina por culparse una de todo - terminé.

Y hoy estoy aquí, miro hacia atrás y me parece increíble no sentir lo que sentía, me asusta ya no amar a quien amé tanto, con tanta fuerza y con todas las lágrimas que tenía... a veces me dormía llorando en el living, sobre la alfombra y despertaba con el frío, para volver a mi cama, sola. Rogué, rogué tanto, que no respeté ni la más mínima norma de la auto estima y mendigué un abrazo, un beso, una caricia. El cansancio, el cansancio de llevar la pena a cuestas era lo que más me agobiaba, porque no podía deshacerme de ella.

Una ya no hace planes, pues le teme a la muerte. Pero la lógica te dice ¿cómo se te puede morir algo que no ha nacido? Entonces vas por ahí sin compromisos, tratando de no espantar a nadie, sin relaciones que te den la responsabilidad de algo formal y si tienes algo bueno esperas que se acabe en cualquier momento, como que te preparas para que dejen de quererte y tal vez, quieres menos o no lo dices, para que nada se quiebre. Después de todo una se resta y "desaprende a amar"

Olvidé decir que dejaba este video con un tema de maestro Sabina "Ahora que..." con cuya frase comencé mi entrada.





14 comentarios:

Camila dijo...

Así es. El duelo debe vivirse. Pasa, que en estos tiempos tememos a todo aquello que nos haga reflexionar sobre la tristeza, la pérdida, el desamor, la frustración.

Escapamos de ello como el agua a aceite, sin darnos cuenta que aquellos sentimientos están siempre presentes, que nos siguen. Y es mejor sentarse a charlar con ellos que aparentar una falsa normalidad.

Un abrazo, estimada. Siempre aprendo algo con sus líneas.

Adolfo Payés dijo...

Cuanto cierto es el final de tu escrito..


Me quedo en silencio.

Un abrazo
Saludos fraternos

Adolfo Payés dijo...

Cuanta razón tienes en tus palabras que me dejaste como comentario.. y siento lo mismo..
Te invito a ver este otro blog mio de viñetas en donde he puesto una viñeta sobre el 11 de septiembre . el nuestro de allende..

Este es el enlace.
http://adolfo-payes.blogspot.com/

Un gusto siempre leerte..

Un abrazo
Con mis Saludos fraternos de siempre.

Abuela Ciber dijo...

Esa sensación de arar en el mar queda por siempre, se superan muchisimas cosas, se olvidan tambien muchisimas cosas pero... ese sentir perdura en el tiempo y para que no duela hay que saberlo acunar.

A las mujeres veo que nos duele el que nos deje como el ser quien deja, siempre nos convertimos en la víctima y eso no me parece justo.

Pero así es la vida y hay que remarla.
Si se puede.... cantando.

Cariños

-Pato- dijo...

Me quedo emocionada con tu post, mucho, así que primero te doy un abrazo por ser una mujer valiente y despues escucho el vídeo que me encanta :))

Besos.

paolav dijo...

Camila: están, siempre están, pero no con la misma intensidad...un abrazo

Adolfo: gracias por compartir conmigo, más que la poesía..un ideal

Abu: por mucho tiempo, ni siquiera comentaba el tema, sólo mis más cercanos lo sabían, hablar de la separación era aceptarlo y no podía. Hoy estoy acunando como tu dices, los sentimientos y ya puedo hablar de ello, al menos.

Patito: gracias por sentirme.

Besos a todas y un todo

David dijo...

Paolav!!
Muchas gracias de todo corazón por colarte en mi blog y dedicar con toda tu transparencia tu opinión.
Tu blog , tiene pedazos de sentimiento hermosos y profundos.
Ah, Sabina, un loco genio...
Un beso.

paolav dijo...

me ha dado una pena, una de esas grandes "mariconadas" como les dice un amigo, y quise decirlo en alguna parte, quise gritarlo.

DaliaNegra dijo...

Hay mucha sabiduría en tì.Da gusto leerte.Besos***

fgiucich dijo...

Muchas gracias por tus palabras. Ya volveré. Abrazos.

paolav dijo...

Dalia Negra: un abrazo grande.

Fernando: un abrazo de compañía y silencio para estos días

josep estruel dijo...

Hola Paolav.
En Catalunya también nos acordamos de vosotros.
Nosotros hoy, aunque parezca extraño, celebramos una derrota. En realidad, lo que se celebra es la derrota militar, tras 14 meses de asedio de Barcelona, de las fuerzas catalanas que apoyaban al archiduque Carlos de Austria frente a Felipe V de Borbón en la Guerra de Sucesión tras la muerte del último Austria, Carlos II.

La victoria de las tropas borbónicas aquel 11 de septiembre de 1714 supuso la supresión de los fueros y las instituciones políticas propias como las Cortes, la Generalitat y el Consell de Cent y la sustitución del catalán por el castellano en la vida pública. Con esta derrota Catalunya dejo de ser una nación, para convertirse en una región española (región, significaba en la antigua Roma, pueblo vencido)
Un beso.

Nuestro recuerdo mas entrañable para Salvador Allende.
Un beso.

josep estruel dijo...

Hola Paolav.
Somos muchos blogs catalanes que nos acordamos de vosotros. Te doy esta dirección porque es el de una amiga mia.
Verás que hay una pequeña parte que esta escrita en mi idioma, el catalán. Pero no te preocupes, verás al lado del post un traductor.
Un beso.

http://translate.google.com/translate?client=tmpg&hl=es&u=http%3A%2F%2Fzel-aramateix.blogspot.com%2F&langpair=ca|es

zel dijo...

Holaaaaaaaa, a mi también me amociona que alguien de tan lejos, esté tan cerca! Gracias por dejar un comentario, gracias por pasar, mi casa es tuya, y arriba tienes el traductor, ya sabes... un beso!