lunes, 2 de marzo de 2009

No sé que decir








Nicolás Corp Torres, con 21 años de edad fue asesinado por un xenofóbico en Destin - Pensacola (EE.UU). Hijo de una amiga y compañera de trabajo. Tengo un dolor inexplicable. Nuestras vidas no volveran a ser las mismas.

Los dolores no se pueden palabrear
no podemos verbalizar las lágrimas
no podemos frenar el despertar
Uno cree que se va a pasar
que toda la fe y la fuerza de la religión
adormecerá por un instante la pena
pero cual fuerza de la gravedad
todo sigue ahí, todo está, todo es verdad.
Tras los pasos de nuestras rutinas
vamos descartando las horas y los minutos
de repente nos detenemos y caemos en la cuenta
¡Ya no está! ¡Qué pasó! ¡Por qué!
Queremos entrar a la dimensión que no vemos
esa que retrocede el tiempo malvado y cierto
y luchamos por botar la puerta en el espejo
para agarrar con la fuerza de las manos
esa bala asesina que atravesó su existencia.
Publicar entrada

23 comentarios:

 kotto dijo...

uufff que fuerte no se que decir más que mandarte un gran abrazo ... y en especial a esa familia que siente la perdida de un ser tan especial para ellos...

Camila dijo...

En realidad, es éso: nadie sabe qué decir.

El golpe fue demasiado grande.

paolav dijo...

Kotto: en esta noche, en que leo mi blog, tu abrazo me reconforta. El día transcurrió, desde el amanecer hasta el anochecer, como siempre, pero en este instante, muevo mi cabeza y dio ¡no puede ser! Conocí a Nicolás desde pequeño, en mi colegio los chiquillos y nosotros tenemos una relación que se prolonga con los años, ellos llegan a la sala de profes como un igual y te abrazan, seas tú hombre o mujer, cabros grandes cariñosos, chiquillas que te lo cuentan todo y se transforman en y tus amigas con los años, entonces cuesta tanto comprender o no llorar de repente.
Gracias nuevamente Kotto, no sabes cuanto me conforta tu abrazo.
Un abrazo

paolav dijo...

CAMI, mi ex alumna y amiga, sólo quiero decirte que te quiero con todo mi corazón y quiero decírtelo mil veces.

Angela Teresa Grigera dijo...

Las palabras sonaran huecas
sin sentido...sin valor
el silencio morderá el alma
y se ahogará en la desazón
nada apaciguará el corazón
ni los abrazos ni las caricias
han de llenar el vacío que quedó
no habrá ya risas ni esperanzas
en su lugar desesperación
la noche se hace ancha
la aurora sin comprensión
el sol sale todos los días
mágicamente da su color
más no se siente su alegría
se ha apagado también su voz
no habrá palabras...
no habrá consuelo…
nada que calme tanto dolor
quizás el tiempo
cure la herida
que aquella bala un día abrió

No hay palabras, es verdad, nada se entiende, nada es normal, vivimos rodeados de gente sin valores, perdimos la familia, no distinguimos el amor, no hay solidaridad, es triste amiga, porque cuando una vida joven se pierde por una mano asesina, no se comprende en que se convirtió la vida, en que se convirtió el hombre, en mi caso fue diferente, fue una enfermedad y tb jugaba en contra su edad, aqui solo juega en contra la locura humana, mi pesame, acompaño a su madre y a ti en el dolor de la perdida, y ruego por que alguna vez se haga justicia, si no la de los hombres la divina.
Un beso y un fuerte abrazo en la distancia y Dios las bendiga y les de consuelo, lo cual no es facil...

paolav dijo...

Angela: gracias, gracias, atesoraré tu poema, tan verdadero. Besos

DaliaNegra dijo...

Es este mundo terrible que se ha forjado donde hay cosas mas valiosas que la vida, y no debería haber nada por encima del ser humano, ni otros seres humanos(a veces cuesta considerarlos como tales) ni banderas, ni ideologías, ni creencias.Mi abrazo para tí y si puedes dale uno muy fuerte que me incluya a tu amiga y su familia.No sé decirte nada que pueda servirte, solo eso y tal vez que disfrutes con más intensidad que nunca de la vida propia y de los que amas.Y otro abrazo.***

fgiucich dijo...

Terrible. No hay palabras para confortar a una familia ante tremenda pérdida y en la forma que pasó. Leí tu mensaje en el blog de Angela Grigera. Abrazos.

Abuela Ciber dijo...

Horrendo, realmente horrendo, cuando oi y vi la noticia mis lágrimas brotaron y mi pensamiento volo hacia esos padres, benditos seres con un dolor imborrable

Bestias xenofobicas que desgraciadamene hay en todos lados.

No existen palabras para el dolor por el hecho, recibe mi cariño.

Abuela Ciber dijo...

Horrendo, realmente horrendo, cuando oi y vi la noticia mis lágrimas brotaron y mi pensamiento volo hacia esos padres, benditos seres con un dolor imborrable

Bestias xenofobicas que desgraciadamene hay en todos lados.

No existen palabras para el dolor por el hecho, recibe mi cariño.

 kotto dijo...

cariños para ti...

La Conny dijo...

Desearia que por este medio le expresaras a tu amiga, todas las condolencias de mi familia.
Creo que ante tamaño dolor, las palabras resultan vanas.

Mucha, mucha fuerza.

paolav dijo...

Conny: Hoy llega Nicolás y su familia a Chile. Los funerales tal vez sean mañana o el sábado. En un fuerte abrazo entregaré todas las sentidas palabras y el amor de todos mis amigos y amigas blogueras.Un abrazo, nos estamos leyendo.

Moncho® dijo...

Hola linda

que lata lo que le paso a tu amiga, bueno yo cacho que el mundo esta cada vez mas patas pa arriba y muchos cagados de la cabeza, si la cosa no cambia, terminaremos acostumbrandonos a estos hechos.

un abrazo
monchito

Monica Alvarez dijo...

La miseria humana se revela en este
horrible y deleznable asesinato de dos jóvenes y promisorios chilenos.
Me uno al rechazo total sobre lo ocurrido.
Un abrazo

paolav dijo...

Fguicich: ojalá nos hubiésemos leído en algo menos triste, pero así es el destino y nos ha reunido en este momento. Gracias

Abu: tu sensibilidad te hace una mujer especial, conmovernos con el dolor, sobre todo tú que eres madre.

Moncho: La idea de acostumbrarnos me aterra, me revelo ante ese porvenir y digo NO. Ojalá tomemos conciencia y no creamos que es cosa de otros.

Mónica: Lamentablemente ni toda las leyes, ni todas las guerras, ni todas las dictaduras, nos han servido de escarmiento para que aprendamos a amarnos. Hay que seguir, hay que seguir con fe.

Muchas, muchas gracias.

mia dijo...

y aún existe....

esta feroz e insoportable

manera discriminatoria

de eliminar al otro

cuando no se soporta la diferencia!

Horrendo racismo!

Contigo y contra esta crueldad

que nos sabe a nazismo...


besos niña

 kotto dijo...

te dejo muchos cariños y que tengas un buen fin de semana

victor Rocco dijo...

yo tambien quiero mandarte un gran abrazo y pido a Dios que se encuentre la paz espiritual para estos duros casos.

Abuela Ciber dijo...

Feliz día de la Mujer !!!

En mi blog te deje Premios, espero te agraden y se conviertan en rosas en tus manos, para perfumar tu entorno.

Cariños

Damalis dijo...

Amiga: ante todo, quiero agradecerte por ser tan fiel seguidora de mi blog y pedirte disculpas por mi ausencia, ya que mi pc esta en reparación y se me complica ir a un ciber.
Es muy impactante ver las fotos que publicaste y pensar que, esa persona tan joven, con tanta luz en su rostro, hoy no este entre nosotros porque la crueldad haya sido más fuerte.
Terrible lo que sucede en el mundo, lo poco que se valora la vida, lo frágiles que somos y lo desprotegidos que estamos.
Basta con la violencia, basta con la discriminación y basta con la injusticia.
Mi pesame para ti y toda su familia. Y que en paz descanse el alma de Nicolás.

mia dijo...

Y hoy, Día internacional de los derechos de la mujer,te vengo a regalar esta página de Belén Reyes

Para ti con cariño amiga
Fotodrama de mujer

Belén Reyes

I

Hay una mujer alta que duerme. Su cabeza está tapada con un cojín y abraza un perro de peluche. En la mesilla hay un vaso de agua, la mitad de una cápsula y una cajita verde de tapones para oídos. También hay un klinex arrugado, unas gafas y un despertador.

De pronto el despertador suena. La mujer se mueve muy despacio, aparta el cojín de su cabeza y parpadea. En su sien se aprecia una pequeña vena hinchada, la palpa con los dedos y abre los ojos; dos océanos azules se desbordan y empapan mi cuaderno…

La mujer alta piensa bajito. Hoy es jueves, 20 de junio y cumple 37 años. La mujer no sabe si es feliz o no, pero se propone hoy al menos, serlo. Mientras se ducha hace afirmaciones y de pronto, siente dentro del pecho una explosión de felicidad…La mujer alta se da cuenta que tiene ilusión en el amor, que tiene ilusión en el trabajo, que tiene ilusión por la vida, y entre el agua que le cae, vislumbra una rendija por la que se asoma un futuro luminoso.

Hay una mujer alta cepillándose los dientes por un pasillo. Las mujeres altas siempre se cepillan los dientes por el pasillo…

II

Hay una mujer sentada en una oficina del INEM. Lleva gafas de sol negras y sobre sus piernas cruzadas reposa una carpeta verde. Las manos de la mujer juguetean con un pequeño papel en donde viene anotado el número de su turno.

La mujer que está sentada en la oficina del INEM piensa que aquello se parece a muchos sitios. El papel con el número de su turno es exacto al que le dan en la carnicería del supermercado. Las filas con los asientos de plástico son idénticas a las del ambulatorio. Y la mujer que está en el mostrador de información, tiene cara de decir en cualquier momento: patatas, wooper, coca-cola…

Hay una mujer sentada en una oficina del INEM. La mujer sonríe interiormente, porque se imagina saludando a las paradas de los autobuses. Al fin y al cabo, ella se ha convertido en una parada más. También piensa en las paradas cardiacas y en las respiratorias…La mujer sabe que hay muchos tipos de paradas.

Hay una mujer parada sentada en una oficina del INEM, pero su corazón trabaja, su corazón no para de trabajar. Los corazones de las mujeres paradas trabajan día y noche.

Sobre sus piernas cruzadas reposa una carpeta verde con toda la documentación sobre la extinción de su contrato. En su despido alegan causas objetivas. Esto significa que la empresa no tenía medios económicos para sostener su puesto de trabajo.

También lleva una carpeta roja en el fondo de su pecho, con toda la documentación sobre su desamor. Pero aquí no hay causas objetivas. Su despido fue totalmente improcedente, porque aquel que la abandonó la sustituyó inmediatamente por otra mujer.

La mujer que está sentada en la oficina del INEM adoraba su puesto de trabajo y ha renunciado a cualquier tipo de indemnización por parte de la Empresa. La mujer también adoraba el puesto que ocupaba en el corazón de su amor, pero no ha renunciado a su indemnización por parte de la vida. Su corazón no para de trabajar. Los corazones de las mujeres enamoradas trabajan día y noche. Si es necesario, está dispuesta a demandar al mismo Dios. Porque no hay nada más injusto que una mujer abandonada. Una mujer abandonada es una mujer muerta. Y cuando una mujer muere no se puede hacer nada, ni siquiera enterrarla.

Una mujer abandonada está sentada en una oficina del INEM. Lleva gafas de sol negras, y sobre sus piernas cruzadas, reposa una carpeta verde. También lleva una carpeta roja en el fondo de su pecho.

III

Hay una mujer quieta, mirando una mesa. A la derecha un whisky, a la izquierda un cenicero. De vez en cuando levanta la vista y mira al frente. Se choca con una televisión callada, sin volumen (como ella). Al menos la televisión es en color, se suceden las imágenes salpicando tonos. Ella, la mujer, es en blanco y negro. La cubre una costra.

La mujer se levanta, llega a la nevera y saca un cartón de agua solán de cabras. Antes de cerrar la nevera mira el congelador sin puerta. Dentro, como un amasijo de nieve y plástico está su corazón. Estira su mano y lo toca con la punta del dedo índice. Piensa deprisa como un rayo: -Debería estar yo ahí dentro y mi corazón aquí fuera.

Hay una mujer. Hay un viernes, una madrugada…Una mujer se está muriendo muy íntimamente, sin ruido. Y no se puede hacer nada. Cuando una mujer muere no se puede hacer nada, ni siquiera enterrarla. Las mujeres se mueren por el alma, los hombres por el cuerpo.

Cuando una mujer se muere tiene que seguir madrugando, fregando los cacharros, cogiendo el teléfono, sonriendo a raudales…Cuando una mujer muere no se puede hacer nada.

Hay una mujer, tronchada su mirada como un tallo. Reposa en una mesa. Se mira las manos. Se mira un anillo y se sube a un planeta, lo gira y se sube a la luna, lo vuelve a girar y se sube a una estrella.

Su vida es un anillo que gira en un dedo muerto, sin tacto.

Hay una mujer y es julio y hace calor, pero la mujer tirita. Y no hay nada que hacer. Las mujeres tienen frío dentro. Sopla la vida con su boca loca de siroco y caen. Las mujeres siempre caen, pero sólo se les nota en los ojos, porque se mantienen erguidas como árboles.

Hay una mujer que piensa: - Olvidar es de cobardes, el que olvida muere o mata. La memoria es lo único que somos. Olvidar no es de mujeres ni de hombres. Olvidar no es de vivos. Olvidar es de sobrevivientes…

Hay una mujer en una cama. Una ventana abierta y una luna. Aúlla un perro y un gato le contesta. La mujer se sienta en la cama y saca sus pechos por la ventana. La mujer no puede dormir. En la cama hay un perro de peluche y un erizo sin púas, de vez en cuando los abraza.

La mujer tiene sed y se levanta, por el pasillo tropieza con el llanto. Llega a la nevera y la abre, saca un cartón de agua solán de cabras. Antes de cerrar la nevera mira el congelador sin puerta, dentro, como un amasijo de nieve y plástico está su corazón. Piensa deprisa como una rayo: - Debería estar yo ahí dentro y mi corazón aquí fuera...

besos

fire dijo...

hoy cosas que cuesta asimilar...o mejor dicho...que no se asimilan nunca...
mis condolencias para la familia y por supuesto para ti..
lo siento muchisimo...y no entiendo tanto dolor innecesario...
un abrazo