martes, 27 de enero de 2009

Pasado el duelo

He vaciado de recuerdos mi rincón oscuro
he descansado de instantes idos
he calmado las tormentas
que agitaban cada nuevo presagio
y como un huracán destrozaban
toda posibilidad a su paso.

He despojado de la pena
cada sitio de la enredada amargura
he dicho a mis latidos - sigan, sigan -
no se detengan ante nada
busquen un motivo, busquen una señal
sin detenerse ¡sigan!

Las heladas tardes, que no terminaban
ni con el amanecer más cálido,
las canciones dolorosas que tarareaba
y los libros sin terminar que iba dejando
cada gesto detonaba el acostumbramiento
a ser la víctima de mis adversidades
a ser el epicentro de todo mi temor.

He dejado de pulir las lágrimas
y he lanzado a lo profundo del mar
el demonio que me cazaba noche tras noche
He detenido la fuerza de la derrota
y le he dicho que ya no hay nada
no hay nadie que pueda determinarme
nadie que me dicte el no se feliz.
Drexler hace una sonora visión Seva, seva, se fue...

12 comentarios:

mia dijo...

Lo has dicho de manera tan clara

que me dan ganas de hacer mío

este poema tan cierto de desgarro

de ilusión,de vida y amor!

besos

Bolero dijo...

Suerte la tuya q eres capaz de decirlo, yo casi ni me atrevo a pensarlo

muakkkkkkkk

Abuela Ciber dijo...

Sentires reales, el tiempo lo puede todo.
Es fácil decirlo pero no lo experimentarlo.
Pero... todo tiene su tiempo.

Gracias por visitarme, y te dire que las personas se ponen al volante y en su pequeñez se creen gigantes.

Cariños

Matilde dijo...

en fin,
me quedan algunas sílabas merodeando aún
amargas
pero me asombra que sigas bombeando al corazón

.

te dejo mis besos ^^

paolav dijo...

Mia: ojalá lo hagas tuyo.

Bolero: Dudé mucho y casi no me atreví a publicar lo que siento, pero como creo en la magia de las palabras creo que era tiempo de decirlo.

Abu: no sé si fue el tiempo, porque tardé más en tomar la desición de abandonar lo que me hacía mal, que en sanar.

Matilde: Sin duda hay varias sílabas amargas ocultas en mi poema, hay mucho que decir y nada que valga la pena contar, pero como tú dices "aún estoy bombeando"

fire dijo...

son tan bellas tus palabras y relfexiones ...que no necesitas imagenes para ilustrarlas...
quien esta tan segura de la fuerza de sus palabras como tu?..
enhorabuena amiga...
te superas cada dia...

paolav dijo...

Fire: tengo la seguridad de no temerle más a la misma pena, no te aseguro que otras no me atormentarán, pero me he liberado yo misma de lo que consumía mis fuerzas y he emprendido otra vez el vuelo.
Gracias, por tus palabras.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

bellas letras, dignas de un corazón noble y generoso como el tuyo


Bendiciones

Isaac

-Pato- dijo...

Qué poema inmenso, me identifico mucho con él.

Que nunca se terminen los motivos, que no haya sombras, ni demonios que puedan con ellos.

Que tus tardes sean cálidas y que nunca te quedes sin esas palabras salvavidas.

Besos.

paolav dijo...

Isacc: mil bendiciones para tí y todas las promesas prometidas.

Pato: las palabras...las palabras me salvan, como una válbula de esacape en la olla de presión, a veces siento que me piden salir, me piden dejarlas ser.

Besos

Camila dijo...

las canciones dolorosas que tarareaba,
y los libros sin terminar que iba dejando


¡que sentimiento más universal!, excelente poema, paola. Un abrazo gigantísimo, me agrada saber que ya comienza a extirpar un par de demonios.. ¡un saludo!

paolav dijo...

Camilita: Cada vez me convenzo más que uno alimenta a los demonios y los hace crecer en la mente, hasta que estos viles se van comiendo tu alma.
Besos mi niña.