miércoles, 24 de diciembre de 2008

Para extender la Navidad

Este mundo parece tan desastrozo y más en Navidad, mientras las personas se desviven por comprar y comprar, por consumir y nos llenan de propagandas y liquidaciones y ofertones. He escuchado tantas palabras contra "la cultura del consumo", pero no veo a las mismas personas ayudando, ni haciendo fila en los hogares de ancianos, ni en los hospitales, ni en los horfanatos, dispuestos a ayudar. ¡Todo el año están los pobres! ¡todo el año hay corazones necesitados!
Yo no creo que sea suficiente decir ¡me preocupo por mi familia! ¡hago lo mejor que puedo! ¡trato de no hacerle mal a nadie! Creo verdaderamente que es tiempo de hacer algo, de ser más activo, las reflexiones son importantes, pero más lo son las acciones. Lo lógico es que amemos a los que nos aman y nos preocupemos por los que tenemos cerca ¿qué tiene de excepcional eso?
Esta Navidad, les hago a mis amigos un llamado a ¡ser excepcionales! a darse por quienes no tienen mucho en lo material, pero tienen mucho para darnos en lo espiritual, no los insto a la limosna, ni al asistencialismo, los insto a dejar de decir sólo las frases y a hacerlas propias...esperamos todo de los gobiernos y ¿qué hacemos nosotros? ¿todo le corresponde a los otros? Lleven a sus hijos a los hogares de quienes necesitan, pues la solidaridad no se enseña hablando, sino haciendo.
Si les molesta la Navidad hagan algo distinto para cambiar el lugar en el cual habitan. Si sólo miraramos Valparaíso o Viña del Mar con atención, nos daríamos cuenta de que no hace falta mirar a Africa para ver la indigencia y la pobreza tan indigna que violenta.
Levantemos el rostro y dejemos de pensar que porque tratamos de ser buenas personas y educar bien a nuestros niños, este mundo va a ser más justo. Mientras no dejemos nuestras comodidades, aunque sea por una sóla vez, nada va a cambiar, todo va a seguir igual ¿qué importa si nadie lo hace? ¿qué importa si no nos pagan?


Gracias a todos mis amigos blogueros que me han acompañado este año, ustedes me han hecho tener esperanza en el ser humano, al leer sus corazones me he sorprendido no sólo de la cantidad de seres humanos "humanos" sino de su calidad, para todos ustedes:

¡Mil instantes de amor,
mil pedacitos de felicidad,
mil historias para contar
y mil sueños para intentar realizar!

¡¡¡¡¡Feliz Navidad!!!!!!

5 comentarios:

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Mis mejores deseos de estabilidad y armonía interior para ti y los tuyos.

Un fuerte y afectuoso abrazo.!!

Damalis dijo...

Gracias por tu saludo. Y espero que todos podamos construir un mundo mejor, con menos materialismo y mas humanismo.
Saludos

paolav dijo...

Beatriz: gracias por tus deseos, creo firmemente que una vez pronunciados, estos se pueden hacer realidad. Abrazos.

Damalis: Esa es mi esperanza y como soy cristiana, creo que es su deseo también, creo que él tiene más fe en el ser humano y que le da tiempo para volver al "humanismo". Un abrazo.

fire dijo...

ay pao..
en los dos ultimos post me emocionastes profundamente...aqui mueves mi conciencia...
realmente ....los mas "osados"...creemos que haciendo un donativo navideño acallamos nuestras conciencias.....y no nos damos cuenta de que la conciencia no se calla con dinero...
precioso y conmovedor...
un abrazo

María dijo...

Gracias a tí, y mis mejores deseos de paz, amor y felicidad para el próximo año que todos tus deseos se vean cumplidos.

Un beso.