viernes, 6 de mayo de 2011

Armaduras

...y no me importa contarte que ya perdí la mesura
y ya colgué mi armadura en tu portal...
Fusión ( JORGE DREXLER)

¿Cuán grande es la armadura que hemos ido confeccionando y así mismo cargando por tanto tiempo? ... La defensa se torna imprescindible en un mundo donde formalmente aprendemos de todo, matemáticas, ciencias, idiomas, gimnasia, pero jamás se nos enseña a amar, entonces unos estábamos menos preparados para recibir al destino, algunos ni sabíamos que había guerra, sólo sabíamos el cuento bello que heredábamos de nuestros padres o de la imaginación, algunos cayeron y no se levantaron más y otros nos hemos hecho una armadura tan poderosa que se ha mimetizado con nuestro cuerpo y nuestro corazón, y así alejamos cualquier posibilidad de amar y de ser amados. Pero si ponemos atención podremos escuchar esa vocecita, un gemido tal vez, una señal que sale por entre los metales oxidados, esa que nos dice ¡No te des por vencido, no me dejes, no te aburras, no importa cuantas veces me equivoque, quiero que me ames!

Tal vez entonces, después de tanta lucha, nos dejemos vencer

3 comentarios:

Ŧirєηzє dijo...

ay las armaduras...¡¡¡
como pesan...como lastran...como duelen...
ojala fueramos capaces de quitarlas todas todas todas...
hermoso post...
un abrazo

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Hola..,,

Ay el Amor!!
Siempre un placer visitarte!!
Te dejo abrazoss y besotes grandotes!!
Beatriz

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Siempre un placer visitarte!!

Te dejo abrazoss y besotes grandotes!!

Beatriz