domingo, 24 de abril de 2011

Desde mi soledad de ti
voy a hablarte
voy a decirte que
tengo rabia del beso
del beso que no me diste
cuando debías
del abrazo que
se quedó inconcluso

Desde mi noche oscura
yo te llamo
y te digo que
tengo pena de tus ojos
tus ojos que miran
y no dicen lo que quiero oír
cuando quise oírlo
de tus manos
que no hicieron

Desde este frío otoño
yo te espero
hasta que me quieras
si es que me quisiste
pues tengo angustia
de tu voz
que no escucho
la de tu corazón
que está callada

Porque en este lado del mundo, en esta noche siento frío y cuando cambia el clima bruscamente, como hoy que tuvimos una tarde de Pascua tan soleada, me duele la pierna derecha y necesito darle calor.



6 comentarios:

Pato dijo...

A mi me duele la derecha, y también tengo frío y el cambio de clima me lleva a volar bajito, al menos pensá que te ha salido un poema de amor-desamor muy bueno!

Eso es ganancia, besos!

Adolfo Payés dijo...

Impresionan tus versos.. de este lado del mundo.. los aplaudo.. y me inclino ante tus poemas.

Que la semana sea de éxitos, suerte en todo, mis mejores deseos, con el respeto y la admiración de siempre..


Un abrazo
Saludos fraternos..

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Y vendrá el amor a tu vida
un cierto día llegará
y así será, sin duda...
y quizás no sientas mas frio núnca...


Paz&Amor

Isaac

Vanessa dijo...

Qué bonita poesía, me ha encantado!
Besoss!!

irene dijo...

Un precioso poema, no sé por qué, siempre son más bellos los poemas de penas de amor y ausencias.
Un abrazo cálido, Paolav.

David C. dijo...

Sobre todo del abrazo que no me diste, diria yo.