domingo, 21 de marzo de 2010

en común

Obreros y albañiles, dueñas de casa y esposas de marino
médicos cirujanos, oficinistas que van y vienen de la misma rutina a diario,
el guardia de seguridad del condominio y el periodista deportivo
la mujercita que pasea al perrito tres veces al día,
el cartero que anota cada carta que entrega para el pago a fin de mes
la ingeniera en construcción civil que atraviesa la capital a diario
el ciclista que se cree ecológico y el malabarista que gana unas monedas para el fin de semana
la pobre auxiliar de aseo que cumple el cansador turno nocturno
la especialista en yoga, fenshui y calendario maya
el odontólogo con su silla reclinable y el cantante de rock que de día da clases de teclado
la profesora que no se ha casado y cuyos hijos son los escolares
los señores poderosas de acción en acción de sus negocios y la agente de ventas del banco
la cantante de ópera que nunca obtendrá el protagónico
la separada con uno o dos hijos y todo el éxito del mundo
la bien casada y la bien engañada
y el marido bueno que lo hace a veces, como de costumbre
el chófer del ministro del trabajo y el secretario del partido
la empleada doméstica que tiene una verdadera vida el fin de semana
y la chiquilla de 38 años que aún no cambia de moda
la cincuentona de sesenta y cuatro que siente entre sus piernas temblor todavía
y el mejor amigo que escucha las penas de amor
el cojo del cine que proyecta cada día la película
el vendedor de la sección de calzado del segundo piso que aspira llegar a supervisor
y el entrenador, los futbolistas y los pilotos de avión
las secretarias que lucen sus ajustados vestidos y los traficantes que esperan libertad
y el filósofo de la universidad que tiene un espíritu elevado
el lector empedernido ya abrazador de libros caros y el que navega en internet sin sentido
el sicólogo que te dice que estarás sano cuando te acostumbres a estar solo... todos
...todos vamos creyéndonos únicos, todos creemos ser buenos tipos
todos creemos merecer otra oportunidad y la verdad es que no lo somos,
ni la tendremos, solo imaginamos que así somos y que así será,
sólo tenemos en común la búsqueda de la felicidad
para palear un poco la triste soledad
y vamos desnudos en la noche del transcurrir de los días
inventándonos un bello cuento, hasta las lágrimas se vuelven triviales
y se derraman una y otra vez, hasta que encuentren donde verterse sin complejo
...pero no importa, no importa que no sea cierto
y aunque conocemos el secreto, ese es el secreto
lo que importa es que hoy sobrevivimos
y le ganamos la batalla a otro día.

5 comentarios:

-Pato- dijo...

Mas que sobrevivir, toda esa gente que va y que viene, nace cada día y siempre tiene la posibilidad de una oportunidad nueva a la vuelta de la esquina.
Hay que estar atento y no perder el olfato.
La felicidad es como un flash.

Muy buena toda la variedad de gente que citaste, yo estaba ahí :)

Besos.

paolav dijo...

Patito: Así es, viven y sueñan, a veces uno cree que es la única que lo hace, pero cada persona es un mundo y una "posibilidad", créeme Patito ¡estoy atenta!

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Lo imporatnte es este aquí y este ahora... Lo importante es este continuo presente que nos permite estar concientes y sembrar la luz

Paz&Amor

Isaac

fgiucich dijo...

Y ganaron la lucha, sin duda alguna. Abrazos.

Abuela Ciber dijo...

Leyendote despacio, acunando lo que has expresado, conciente que siempre se sobrevive, deseando que sea para mejorar.

Cariños