viernes, 6 de noviembre de 2009

Dicen de mi

Nos equivocamos a menudo en el amor, a menudo herido, a menudo infeliz, pero soy yo quien vivió y no un ser ficticio creado por mi orgullo.
GEORGE SAND

Históricamente el Romanticismo fue un período y un estilo literario plasmado de sufrimiento, de amores imposibles, casi como una enfermedad incurable, a los románticos se les llamaba "los hijos de la Revolución", quienes habían sido testigos de las luchas y masacres de la Europa a fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Los músicos se enamoraban de una dama casada o eran homosexual es como Tchaicovsky o bien de una mujer inteligente como Chopin de George Sand seudónimo que debía utilizar la escritora Amandine Dupin, para que publicaran sus obras. Por tal motivo algunas piezas musicales de la época fueron llamadas postumamente Patheticas (pathos del latin enfermedad).

El carácter es algo que se va formando con el tiempo, de lo que nos pasa y de lo que deseamos ser, una mezcla de ambas variables. Dicen que yo soy romántica...una vez veía una película romántica, estaba casi llorando y mi ex se sonrió diciéndole a mi hija mayor - tu mamá cree que todas esas cosas son verdad - Con el tiempo he pensado, a veces, que quizás tenía razón al reírse de mi estado. Supongo que con mi madre me fui haciendo romántica: mi papá era músico de la marina y viajaba embarcado constantemente, entonces ella le escribía largas cartas, con sobres de colores, perfumados en el interior, recuerdo uno que al abrirlo asomaban las rosas amarillas, yo incluía siempre una pequeña cartita junto a a de ella.

Dicen que una debe ser más práctica, pensar con la cabeza y no con el corazón, que se aprende con los años. de ser así, la parte de mi carácter que es romántica, debí haberla mutado, pero de repente me encuentro siéndolo, me sorprendo a mi misma, ni siquiera pensando con el corazón...sólo sintiendo.

Todavía me gustan las películas románticas, todavía lloro con los finales tristes, todavía me emociono con pequeños detalles, todavía sueño... Tal vez llegue a vieja, sola, esperando encontrar algo que no existe, pero el romanticismo se ha arraigado en mi y le prefiero al existencialismo que a veces me acosa, al menos el romanticismo me permite tener esperanzas y espero...

Dejo este tema del cantante de salsa Gilberto Santa Rosa "no pensé enamorarme otra vez", que volvía a escuchar en un CD viejo que encontré por ahí.

6 comentarios:

fgiucich dijo...

Cómo viviríamos sin una chispa de romanticismo!!! Acertadas tus reflexiones. Abrazos.

Víctor Hugo dijo...

EL romanticismo y lo sueños son los que nos hacen sobrevivir...
Yo no sueño mucho... pero tengo algunos sueños...
un abrazo
VH

paolav dijo...

Fernando: Imposible al menos para nosotros...abrazos.

V.H No es mucho ni es poco...que tengas es lo que importa, porque sobrevivir no puede ser lo único que hagamos...un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Soy romántica, femeninamente romantica !!!

Cariños

Ely Cadillo dijo...

Que lindo post!
Me gusto mucho...
Besos, te sigo.

paolav dijo...

Abu: tu femeneidad te embellece y el romanticismo aún más.

Ely: bienvenida y nos estamos leyendo, a veces me demoro en comentar sobre todo a fin de año que tengo mucha pega, pero siempre leo.

Besos a las dos