lunes, 16 de febrero de 2009

Reflexión del amar y el temer (o la resistencia del corazón)

A veces un pedazo de luz nos paraliza
Y nos detenemos del maravilloso viaje
- chofer ¡pare por favor! -
preferimos no llegar al destino incierto
porque des - amar es un retorno largo
P.V


Un miedo intenso a enamorarse se produce en los adultos que han amado y des - amado ya otras veces. Al parecer se pierde la confianza en uno mismo, no en lo que uno es como persona, sino que se desconfía de la resistencia del corazón. Y uno teme, teme a perder la independencia de involucrarse con cualquiera, la independencia de no extrañar, de no necesitar, la independencia que se ha alcanzado de no querer.

Pero encontrar a alguien a quien desees pasionalmente y además con quien quieras conversar largas horas, hasta querer cambiar la física universal, no es algo de todos los días...entonces ¿qué hacer?. Y no hablo del temor a que no te quieran, ese ya lo conozco y puedo lidiar con eso...hablo del temor a uno mismo, a esa persona gris en la que nos convertimos alguna vez, en esa persona doliente que no conocíamos hasta que nos enamoramos y sufrimos. Es un temor que cuesta explicar, a alguien que habita en nosotros y que de repente se asoma, como una luz amarilla en el semáforo de advertencia, que te dice ¡alerta!. Pero entiéndanme bien, no es una alerta que se relacione con la persona que estemos amando, sino con nosotros mismos.

Sucede que activamos la coraza que hemos perfeccionado en todos estos años y que nos ha permitido sobrevivir, la coraza que impide desear un futuro y nos mantiene seguros, protegidos del amor o del mal amor, te escondes. Escondes los deseos de llamar, escondes los deseos de verle todos los días, puedes hasta esconderte en otros flirteos, para decir ¡no me va a pasar otra vez! ¡no me voy a enamorar! Y si me enamoro, no será lo suficiente para AMAR. Te cuidas de eso, como si tuvieras verguenza de sentir lo que sientes ¡qué estupidez! pero así es.

Y todo eso ¿por qué?
Porque definitivamente, quienes hemos amado alguna vez, sabemos en cada fibra de nuestra memoria sentimental que cuesta mucho, mucho más DES - AMAR.

P.D no es depre, sólo reflexión o tal vez...

7 comentarios:

felipoween dijo...

joo te entiendo perfectamente... yo e amado tanto a una persona y sigo amandola, pero es un amor correspondido e imposible,, que al final piensas si realmente vale la pena amar tanto a una persona y menos si pasa de ti...

llevo tiempo a si, y aunque ella siempre a pasado , yo la sigo amando .. y te preguntas y ahora que , que hago??' espero q se me vaya este amor, podre amar otra vez a alguien???

vaya que complicado q es el amor... resignarme y esperar.. esperar a que?????????

saludos!!!

Bolero dijo...

Lo peor no es el temor a des-amar, lo peor pienso y seguiré pensando en la capcidad q tenemos de mentirnos

muakkkkkkkkkk

paolav dijo...

Felipoween: complicado, pero una adicción que a veces hace bien, entonce seguimos, una y otra vez, intentándolo. Besos

Bolero: total y absolutamente de acuerdo, algo así quería decir. MUAK

Pauli dijo...

Es que el des-amor es tan complicado... es re-conocer(te) es volver a mirar lo que quedó aunque muchas veces no nos guste...

Estar enamorado es un sentimiento tan puro y placentero que cuesta mucho acostumbrarlo a que ya no esté y poder sanar al pobre corazón... y tienes razón cuesta mucho volver a amar, porque las heridas quedan y nosé cómo será la próxima vez... tengo mi corazón herido y el olvido no es una posibilidad...

Y lo peor es que siento que la próxima vez no me entregaré a las garras del amor tan facilmente... por el miedo a sufrir, a lartimarme o simplemente por incrédula ...

Saludos y gracias, es un gusto leerte

Moncho® dijo...

Hola corazon de melon...

mira el amor se manifiesta de muchas maneras, solamente que hay que saber detectarlo, sentirlo y disfrutarlo sin temer a aceptarlo....

un abrazo y un beso
que estes muy bn

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Muy cierto
amar es una bendición
y des amar es tan difícil...

Te bendigo

Isaac

Camila dijo...

Es tan corto el amor y tan largo el olvido

Lo decía Neruda y es una verdad universal. Que buen texto, o mejor dicho, que buenas reflexiones.

Un saludo Paola! :)